Tierra de Bendición

Usted está aquí

ENCUENTRO DE RELIGIOSAS - BURGOS 29 DE ABRIL DE 2018-

ACCIÓN DE GRACIAS DE LA EUCARISTÍA CELEBRADA EN LA CAPILLA DEL CRISTO DE LA CATEDRAL DE BURGOS

Palabras de M. María Isabel Moraza Herrán, Superiora General, Concepcionistas Misioneras de la Enseñanza:

Hemos llegado a ser ‘tierra de bendición’. En Burgos, en Segovia, en El Escorial, en Pozoblanco, en Madrid… en Brasil, en Japón, en Venezuela, en el Congo,… en tu corazón, en cada profesor, en cada alumno, en cada miembro del MLC… gracias sean dadas en esta hermosa capilla junto al Cristo que escuchó repetidas oraciones, con devoción y fe creciente. Entre ellas, unas pobres mujeres, algo cansadas tras un viaje nocturno, entre un futuro incierto y una esperanza luminosa… gracias, gracias, gracias. Así resuenan sus plegarias tras comulgar a este Cristo que cuelga de la cruz, al que vive en el Sagrario resucitado, al que hace apóstoles que pregonan la buena nueva. Gracias, gracias, gracias. Ser tierra de bendición porque la semilla fue enterrada, y dio fruto… y sigue germinando.

El tercer aniversario de la canonización, lo celebramos en la Colegiata de San Isidro. Se reunía allí una buena representación de la familia concepcionista. Nuestra gratitud dejó una huella, al bendecir la placa que recordó aquel momento decisivo y orante que sintió M. Carmen. ¡Vamos a Burgos…! Aquí vinimos y deseamos en esta archidiócesis, reflejar luz evangélica, especialmente al servicio de niños y jóvenes, desde la humilde aportación del colegio. Gracias hermanas, seguidoras de Sta Carmen, tras años de vivencia y de trabajos, recibiendo esta tierra bendecida y dejando a Jesús el protagonismo que conduce al Padre. Gracias M. Carmen, por tu presencia viva y por la fortaleza y valentía que transmites; por el susurro de la gracia, por el consejo certero y exigente que nunca se agota. Gracias María Inmaculada, sin ti, la concepcionista que vive en cada corazón perdería el rumbo. Contigo llevando la bandera blanca y azul somos bendecidas confiando en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. Gracias por el fruto del XVI Capítulo general que celebraremos el próximo mes de julio. Tras muchos años de andadura y marcando el norte al que nos conducen el Espíritu y María.  Gracias, gracias, gracias…